Almacén F-1

Presente, pasado y futuro del deporte del motor

Félix Aparicio se estrena con doblete en la Copa Racer en Cheste

El Circuito de la Comunidad Valenciana Ricardo Tormo de Cheste enlazaba dos fines de semana de actividad deportiva consecutivos tras el Racing Weekend del 11 y 12 de junio. Así, este pasado fin de semana, quienes ocupaban el trazado eran la Copa Racer y la Porsche 911 GT3 Cup portuguesa.

Salida de la Copa Racer

Ambas podrían definirse como copas de promoción, en el sentido de que los coches son iguales para todos, si bien el concepto de cada una de ellas no puede ser más diverso, comenzando lógicamente por el rendimiento de los vehículos. Así, la Copa Racer usa los Mini Cooper de calle de 180 caballos, sin apenas modificaciones más allá de las necesarias por seguridad como la jaula, la eliminación de elementos superfluos –asientos, aire acondicionado y similares- y el uso de neumáticos de competición. Incluso los frenos traseros son los de serie, si bien en la parte delantera cuentan con frenos y suspensiones del Cooper S, modelo más prestacional de la gama.

Exteriormente, sin embargo, el coche es como los que podemos encontrar cada día por nuestras calles. Sin embargo, la competición es un híbrido entre la copa de promoción más pura, por el vehículo usado, y la resistencia. Podríamos decir que es un primer peldaño para este tipo de competiciones en nuestro territorio, puesto que las carreras duran 45 minutos más una vuelta y tienen el cambio de piloto obligatorio. En caso de no haber dos pilotos por equipo, es obligatoria una parada en boxes para simular el tiempo que se pierde en dicha sustitución.

Por su parte, la Porsche 911 GT3 Cup portuguesa respondería más al concepto de copa de promoción en el sentido de que las carreras son breves, tan sólo de 25 minutos o 15 vueltas, y sin cambio de piloto. Esta GT3 Cup organizada en nuestro país vecino recuerda poderosamente a las distintas Porsche Carrera Cup que compiten en algunos países europeos, y a la Porsche Supercup que suele acompañar a la Formula 1. Los portugueses hacen uso del 911 GT3 Cup 997, que cuenta con el clásico 6 cilindros bóxer con una potencia de 485 caballos, cuyo sonido resultaba precioso en el circuito valenciano. Por supuesto, el GT3 Cup también había sido sometido a una dieta de adelgazamiento, más aún si cabe, lo que mejoraba sus prestaciones.

Con dos competiciones tan similares y a la vez dispares se afrontaba el fin de semana, que iba a contar con un formato totalmente clásico. El sábado los entrenamientos libres y clasificatorios, el domingo las carreras. Así, con temperaturas que superaron los 35 grados en el ambiente, el sábado fue un día duro para pilotos y máquinas. En la 911 GT3 Cup, un piloto tuvo que ser obligado a dejar la pista por su comportamiento errático durante los libres: estaba teniendo un golpe de calor. A la vez, los neumáticos perdían su efectividad en apenas una vuelta, como relataba el piloto de la Copa Racer, Antonio Albacete. Difícil equilibrio para todos.

En la Copa Racer, Antonio Albacete mantuvo su racha de poles logrando la tercera del año en la primera clasificación. Con una vuelta de 1’57’’646, logró aventajar en nada menos que 0’656 segundos a su perseguidor, Félix Aparicio. El duo Antonio Albacete/Rafael Muncharaz, veían como sus perseguidores en el campeonato quedaban en cuarta y quinta posición. Sin embargo, en la segunda clasificación, los líderes del campeonato lograban el undécimo lugar, lo que les obligaría a tener que remontar en la carrera, mientras que la pole era para Ander Ramos y Carlos González, terceros en el campeonato.

En cuanto a la Porsche 911 GT3 Cup, se disputaron las dos clasificaciones para las sendas carreras del domingo. En ambas sesiones hubo un dominio aplastante por parte de Carlos Vieira, que marcó superó en siete décimas a sus rivales en ambas sesiones, asegurándose la pole para las dos carreras. Sin embargo, la igualdad reinaba en el centro de la parrilla de la copa portuguesa, lo que permitía auspiciar carreras apretadas para el domingo.

Un domingo que seguía amaneciendo con sol, aunque las nubes y una suave brisa refrescaban el ambiente respecto al día anterior. El calor iba a ser intenso, pero algo menos. La primera carrera estaba programada para las 10 de la mañana, la primera de la GT3 Cup. Con salida lanzada, Carlos Vieira no dejaba que nadie incomodase su primera posición, por delante de Ricardo Costa y de Vasco Barros, manteniendo así las posiciones de salida. Sin embargo, en la segunda vuelta se salía André Fernandes en la curva 8 y provocaba la salida del coche de seguridad.

Al relanzarse en la sexta vuelta, Vieira seguía líder, pero era Ricardo Costa el que, con una excursión fuera de pista, perdía muchas posiciones y su posición de podio. Era entonces Barros el encargado de presionar a Vieira. Éste había logrado abrir un hueco tras el relanzamiento, pero poco a poco se iba recortando, conformándose un cuarteto completado por Joao Parreira y Alexandre Martins. Barros pasó al ataque, y con una bonita maniobra en la curva 8 tomaba el liderato de la prueba, escapándose sin que nadie pudiese hacerle frente. En los minutos finales, un coche de seguridad provocado por Diogo Rocha hacía que la carrera, cumplidos los 25 minutos, finalizase neutralizada con victoria para Barros, seguido de Vieira y Parreira.

A las 11:25 se daría la salida de la primera carrera de la Copa Racer. En la salida lanzada, pese a verse presionado por el debutante Félix Aparicio, Antonio Albacete conservaba la primera posición de salida, con Ander Ramos en tercer lugar. Sin embargo, este sufría un pinchazo que lo relegaba a las últimas posiciones, con un gran retraso. Mientras tanto, Aparicio presionaba a Albacete, que cometía un error. Saliendo de la primera curva, el madrileño falló un cambio y Aparicio se colocó en el exterior. Emparejados por la curva 2 y 3, finalmente en la cuarta se confirmó el cambio de liderato. La cabeza de carrera estaba compacta, con un trío que completaba Álvaro Rodríguez.

Conforme avanzaba la prueba se sucedían los avisos por exceder los límites de pista, y Albacete recibió varias advertencias y finalmente empezaron a caer las sanciones de tiempo, cuando llegaba el momento de las paradas en boxes. Aparicio se detenía antes que Albacete, que cedía el volante a Rafael Muncharaz, pero al volver a ordenarse la carrera, Aparicio era líder sólido, seguido de Ignacio Rodríguez. Muncharaz tenía batalla por la tercera posición, y acaba cediendo ante Alejandro Romero. Para los líderes del campeonato se complicaba aún más la carrera, ya que debido a la reincidencia en los límites de pista, recibían una sanción de ‘drive through’ que los retrasaba al decimocuarto puesto en meta. Félix Aparicio lograba la victoria en su debut en el campeonato, con la dupla de Ignacio y Álvaro Rodríguez en segundo lugar y Alejandro Romero completando el podio.

Con el calor aumentando, a las 13:15 horas se daba la salida a la segunda y última carrera de la Porsche 911 GT3 Cup. De nuevo con Carlos Vieira en la pole, esta vez el luso no permitió que hubiese sorpresas, y desde la salida imprimió un ritmo demoledor que fue dejando atrás a sus dos inmediatos perseguidores en parrilla, Ricardo Costa y Vasco Barros. Éste último rodaba en segunda posición, pero sus continuas salidas de pista acabaron motivando una penalización de ‘drive through’ que no cumplió, por lo que se le añadió el tiempo en el agregado. Vieira ganó con veinte segundos de ventaja, marcando la vuelta rápida. Ricardo Costa se hacía con la segunda posición y Vasco Barros llegaba a conservar la tercera.

Para acabar la actividad en pista, a las 14:20 daba inicio la segunda y definitiva carrera de la Copa Racer. Carlos González partía en la primera posición y la mantuvo en la salida, bastante movida, que hacía que Alejandro Romero, desde la séptima posición, se colocaba segundo, y Luis Recuenco saltaba del quinto al tercer lugar y empezaba a presionar a Romero, creándose un cuarteto con Manuel Tobar e Ignacio Rodríguez.

González se escapaba y Recuenco, presionado por Tobar, perdía la posición. Sin embargo, poco después la recuperaba con un bonito adelantamiento en la difícil curva 12, la que da acceso a la parabólica final. La maniobra, sin embargo, compactaba al grupo perseguidor, de modo que se barajaban las posiciones y al paso por meta González lideraba seguido de Tobar, Javier Escobar, Félix Aparicio, Ignacio Rodríguez, Asi Goros y Luis Recuenco. A partir de ahí la carrera se estabilizó, a la espera del paso por boxes, que empezó a producirse a falta de 25 minutos.

Una vez hechas las paradas y cambios de piloto que correspondiesen, Ander Ramos –que pilotaba ahora- seguía líder, pero con Félix Aparicio muy cerca y Tobar no demasiado lejos. Este último se iba descolgando, mientras que los dos primeros iniciaban un bonito duelo durante varias vueltas, en las que Aparicio se mostraba sin conseguir el adelantamiento. A falta de tres vueltas para el final, lo lograba, y abría hueco con Ramos. Ese sería el paso por meta, pero la pareja González-Tobar recibían una penalización por límites de pista y caían al quinto lugar, de modo que el podio lo conformaban Félix Aparicio como doble ganador, Miguel Tobar segundo y la pareja de Ignacio y Álvaro Rodríguez en tercer lugar.

Los líderes del campeonato, Antonio Albacete y Rafael Muncharaz acababan en cuarto lugar, pero eso no les permitía mantener el liderato en el campeonato, que ahora pasa a manos de Ignacio y Álvaro Rodríguez. La próxima cita de la Copa Racer será en el circuito de Jerez el 17 y 18 de septiembre.

(Publicado el 20-6-2022 en https://www.motor.es/noticias/felix-aparicio-doblete-copa-racer-cheste-2022-202287822.html )

Navegación en la entrada única

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: